Dia mundial de la lucha contra el SIDA, mi experienca con enfermos de VIH, Atención farmacéutica en Farmacia Lavapiés

Hoy, día uno de diciembre, se celebra el Día Mundial del SIDA, y qué mejor ocasión que ésta para contaros mi experiencia personal con personas afectadas por esta enfermedad.

Durante un corto periodo de tiempo, antes de terminar la Licenciatura en Farmacia, tuve la oportunidad, o quizás diría suerte, de trabajar en el Área de Pacientes Externos de la Farmacia del Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Se trata de una zona del hospital a la que acuden los ciudadanos a retirar los medicamentos, que por determinadas características (patologías que tratan, usos fuera de las indicaciones habituales, etc.) son de uso exclusivo hospitalario. Podríamos decir que funciona como cualquier oficina de farmacia al uso, pero dispensando sólo medicamentos concretos, principalmente a pacientes con Hepatitis C y VIH.

Mi tarea consistía en acompañar a farmacéuticos y técnicos en las labores de dispensación y trato con el paciente, además de leer mucha documentación, y sobre todo aprender muchísimo. Mi parte favorita era el despacho de Atención Farmacéutica, donde el farmacéutico se sentaba, como en la consulta del médico, con el paciente, tanto si era un inicio como un cambio de tratamiento, y se explicaba cómo tomar la medicación, los posibles efectos secundarios, y se aclaraban las dudas que podía tener el enfermo. Era lo que más me gustaba porque era donde podías conocer de cerca a las personas y sus historias.

Allí aprendí muchísimo sobre linfocitos, retrovirus y fármacos antirretrovirales, pero sin duda lo que más me marcó fue ver el tipo de pacientes que acudían. Siempre he estado en contra de las etiquetas y de la estigmatización de las personas por su raza, religión, situación social, sexualidad, apariencia o cualquier característica que los haga “diferentes” y susceptibles de sufrir algún tipo de discriminación.

¿Qué aspecto piensas que tiene un enfermo de SIDA?

Si nos hacemos esta pregunta, seguramente nos venga a la cabeza un individuo muy delgado, drogodependiente o ex-drogodependiente. Pues sí, algunos de ellos coincidían totalmente con esta descripción, pero me atrevería a decir que no eran ni el 50%.

Hubo un chico que me impactó especialmente: tendría unos 27 años, un aspecto impecable, un grado de alfabetización elevado y que llevaba ya cerca de un año en tratamiento. Al verle pensé: “¿Cómo puede este chico haberse contagiado?”. La respuesta nunca la tendré, pero me sorprende mucho que alguien de mi generación, con el grado de información al que tenemos acceso, tanto en los centros educativos, como en campañas publicitarias, como en cualquier medio de comunicación, hubiera corrido algún riesgo como para infectarse.

Con esto lo que quiero transmitir es que es algo que le puede pasar a cualquiera. Las vías de contagio son el contacto con sangre o fluidos corporales, y para evitarlos hay que utilizar agujas estériles y NO COMPARTIRLAS, guantes y preservativos, entre otros.

En España, alrededor de un 30% de las personas que padecen SIDA lo desconocen. Esto supone que son portadores de una enfermedad grave, y al no saberlo, pueden contagiar a otras personas.

En muchos Centros de Atención Primaria de todo el país, se realizan pruebas de detección del VIH. Son gratuitas, confidenciales, y atienden en varios idiomas. Los Centros de Salud más cercanos a la Farmacia Lavapies donde puedes someterte a la prueba rápida del VIH son:

  • S. Lavapiés: Calle Embajadores, 41. Teléfono 91 539 88 01
  • S. Alameda: Calle Alameda, 5. Teléfono 91 420 38 02

Además, los que no leeis regularmente sabéis que publicamos en nuestras redes sociales las campañas de detección que se realizan de forma puntual en nuestro barrio.

Para terminar, me gustaría comentar que, gracias a los avances en la terapia de antirretrovirales, el SIDA se ha convertido en gran parte de los casos en una enfermedad crónica, y la esperanza de vida de pacientes que tienen controlada la carga viral y las defensas en su organismo se asemeja mucho a la de personas sanas.

Si por cualquier circunstancia tienes un contacto de riesgo con una persona portadora del virus, acude de inmediato a un centro médico. Siguiendo un tratamiento con antirretrovirales durante unas semanas, se reducen drásticamente las probabilidades de contraer la enfermedad.

Si tienes cualquier duda o comentario, estaremos encantadas de resolvértela o derivarte a algún profesional que pueda atenderte mejor.

Le puede pasar a cualquiera, pero lo importante es actuar a tiempo, y como siempre os aconsejamos, PREVENIR.

Como ya sabéis, en la Farmacia Lavapiés estamos totalmente a favor de la integración, la solidaridad y el apoyo a los pacientes, tanto si sufren una enfermedad común, como si lo que padecen es una enfermedad rara.

Deja un comentario

Category

Consejos bienestar, Farmacia solidaria, Salud sexual

Tags

, , ,