Caracteristicas importantes a la hora de comprar protector solar

Por suerte, hoy en día estamos cada vez más concienciados de lo importante que es proteger nuestro cuerpo de los efectos dañinos de la radiación solar, pero no siempre sabemos qué requisitos mínimos debe cumplir un fotoprotector y nos despistamos a la hora de elegir un producto de entre varios que se presentan en los lineales de compra.

El sol emite un amplio espectro de radiaciones, gran parte de las cuales son retenidas por la atmósfera, haciendo que a la superficie terrestre llegue una parte de radiación ultravioleta A (UVA), ultravioleta B (UVB), visible e infrarrojo (IR) cercano.

Los efectos que produce la radiación solar sobre nuestro organismo son muy diversos, y no todos son perjudiciales:

· Mejora nuestro estado de ánimo, es euforizante y tiene acción antidepresiva por efecto de la melatonina.

· Tiene acción calórica por la radiación infrarroja.

· Contribuye a reducir los patógenos sobre la superficie de nuestra piel.

· Es necesaria para la síntesis de vitamina D, que es esencial para la formación y reconstitución de los huesos, ya que permite la absorción de calcio y fósforo.

De los principales daños que causa el sol, destacamos:

  1. Quemaduras solares
  2. Hiperpigmentación
  3. Alergias
  4. Fotoenvejecimiento
  5. Alteraciones de la inmunidad y del ADN, que pueden conducir a una lesión cancerígena
  6. Efectos sobre la salud ocular (puedes consultar nuestro post aquí para más información)

Después de toda esta información y por si teníamos alguna duda, queda bastante claro lo importante que es protegernos cuando nos expongamos al sol. Para que esta protección sea lo más adecuada posible, hay que tener en cuenta diversos factores, como son el índice UV del lugar en que nos encontramos (puedes consultarlo aquí ) y nuestro fototipo, que viene determinado por la cantidad de melanina que producimos.

Lo más importante es recordar que sea cual sea el color de nuestra piel, debemos protegerla, ya que es el órgano de defensa más grande con el que contamos. Fototipos claros e índices UV altos requerirán mayor protección.

Un protector solar perfecto debe garantizar una serie de parámetros que ofrezcan el máximo cuidado de la piel y aseguren su elevada calidad.

Las características que consideramos más deseables son:

  • Que sea eficaz, ofreciendo una amplia protección UVA/UVB y protección frente a infrarrojos
  • Anti radicales libres, para prevenir el fotoenvejecimiento y los daños sobre el ADN
  • Que sea seguro, y no produzca irritaciones, ni alergias
  • Que no contamine el medio ambiente (bajo o nulo contenido en siliconas)
  • Que sea resistente al agua
  • Que sea fotoestable (que su eficacia no se vea disminuida con la luz)
  • Que sea fácil de extender y con buenas características cosméticas

Los principales objetivos de los protectores solares son prevenir los efectos adversos agudos y crónicos de una excesiva exposición solar. La medida en que lo hacen viene determinada por su capacidad para bloquear los rayos UVA y UVB.

La fotoprotección UVA de un producto viene garantizada por el símbolo, según las recomendaciones europeas (COLIPA – Comité de Liaison des Associations Européennes de L’Industrie de la Parfumerie, Des Produits Cosmétiques et de Toilette). Si un protector lleva este símbolo en su etiquetado, significa que la fotoprotección UVA del mismo es al menos un tercio del FPS (por ejemplo, para un FPS 30, el factor UVA debe ser de al menos 10 para incluir dicho anagrama).

 

La protección frente a los rayos UVB se mide con el Factor de Protección Solar (FPS o SPF) que es la relación entre el tiempo que puede permanecer la piel al sol sin quemadura con y sin protección (si una persona puede permanecer el primer día de exposición 10 minutos bajo el sol sin quemarse, la elección de un fotoprotector FPS 25 le proporcionaría una protección 25 veces superior en situaciones ideales). Según el FPS, diferenciamos distintos niveles de protección:

FPS                   PROTECCIÓN

6–10                   Baja

15-25                  Media

30-50                  Alta

50+                     Muy alta (equivalente a FPS>60)

 

(El índice máximo permitido según COLIPA es el SPF 50+, ya que índices superiores no aseguran más protección, ni mayor seguridad, aunque no todas las marcas se ajustan a esta normativa)

Los rayos infrarrojos son los responsables del envejecimiento de la piel. NO existe metodología validada para evaluar el daño provocado por el IR en la piel.

 

 

Resistencia al agua, sudor y a la fricción

  • Un fotoprotector se considera resistente al agua o water ressistant si después de dos baños de 20 minutos cada uno, queda al menos un 70% del valor del FPS calculado sobre la piel seca.
  • Se considera un producto waterproof, very water resistant o muy resistente al agua aquel que tras cuatro baños de 20 minutos cada uno, mantiene un PFS de al menos un 70% del valor calculado sobre la piel seca.
  • La resistencia al sudor o sweatproof del producto aplicado es importante puesto que suelen emplearse en condiciones de calor que favorecen la situación, y puede ser una característica muy interesante a tener en cuenta al buscar productos específicos para practicar algún deporte.
  • La resistencia al roce o rubproof es especialmente importante en los productos de uso pediátrico, dado que las actividades que realizan los niños con la arena, juguetes, etc, favorece el roce del producto aplicado.

 

En la Farmacia Lavapiés contamos con numerosas marcas de fotoprotectores, y las tres líneas en las que más confiamos son:

  • Avène: Fórmulas seguras (0% parabenos, alcohol, siliconas u octocrileno), que no producen irritaciones ni alergias, totalmente indicadas para pieles sensibles. Además, presentan una triple acción protectora:
    • Sistema fotoprotector único, que les confiere una protección de amplio espectro UVA/UVB, fotoestables (su espectro de absorción de la radiación no varía tras una exposición de 2 horas) y la categoría de “muy resistentes al agua”
    • Protección frente a los radicales libres que produce la radiación UV e IR, gracias a su contenido en un precursor muy estable de la vitamina E, el pretocoferil
    • Agua termal de Avène, con acción calmante, desensibilizante de la piel, anti radicales libres y que potencia la acción del pretocoferil

 

  • Vichy Idéal Soleil: Cuenta con un sistema filtrante único que combina filtros químicos, físicos y biológicos, que absorben radiaciones UVA cortas y largas y UVB. Son fotoestables, hipoalergénicos, resistentes al agua y no contienen parabenos. Hay gamas para todos los gustos, pero manteniendo siempre la máxima sensorialidad con texturas placenteras y fragancias muy agradables.

 

  • Apivita Suncare: Como ya sabéis, es una de nuestras marcas favoritas, y sus protectores solares no podían ser menos. Protegen de forma muy efectiva frente a UVA y UVB; son resistentes al agua y protegen frente al envejecimiento, gracias al extracto de propóleo patentado. Todo esto, manteniendo las características principales de la marca griega, como son su alta composición natural, con texturas y aromas placenteros, y respetando las pieles más sensibles. Además, cuentan con texturas adaptadas a todos los tipos de piel. Su complejo para regular la secreción sebácea de la cara produce un efecto mate muy duradero, que hemos podido comprobar!

 

Pásate por Lavapiés a conocer nuestros protectores solares y a que te recomendemos el que mejor se adapta a tu piel y necesidades según donde vayas a exponerte al sol. ¡Estaremos encantados de atenderte!