Comparamos los componentes de los dos principales complementos vitaminicos para la lactancia

Ya han pasado 3 años desde que pusimos en marcha este rinconcito online de la Farmacia Lavapiés. Desde entonces no hemos parado de recopilar información para escribir los contenidos de nuestro blog de manera personal, original, con sinceridad y cariño. Queremos agradecer todo el apoyo recibido. Vuestros comentarios son más importantes de lo que creéis porque saber que hay alguien al otro lado de la pantalla interesado y curioso por lo que contamos es la mejor motivación para seguir adelante.

Es por eso que el post de hoy va en respuesta a uno de los comentarios que hemos recibido.

Hace unos días, Ana nos preguntaba por los complementos para la lactancia y nos hemos puesto a elaborar una tabla comparativa de los componentes. Aquí va la comparativa entre las vitaminas para la lactancia. Esta vez sencillito porque las más conocidas son sólo dos: Gestagyn Lactancia y Natalben Lactancia.

Tabla comparativa entre gestagyn lactancia y natalben lactancia realizada por farmacia lavapies

Como podéis ver son prácticamente iguales por lo que os recomendamos cualquiera de las dos. Eso sí, a igualdad de condiciones mejor Gestagyn puesto que la psología es de sólo una al día y Natalben son dos, así ganamos en comodidad 😉

Por supuesto siempre hay que recordar que estos suplementos si nuestra dieta es la adecuada no tienen por qué ser necesarios, pero, claro, con la llegada del bebé a veces nos descuidamos un poco en cuanto a las comidas se refiere. Aquí van unas recomendaciones básicas:

El Comité de lactancia materna de la Asociación Española de Pediatría recomienda a las madres lactantes una alimentación variada, equilibrada y nutritiva, así como seguir las siguientes pautas:

  • Comer sin restricciones frutas y verduras frescas, ricas en vitaminas hidrosolubles y minerales.
  • Comer frecuentemente y con pocas limitaciones: legumbres, patatas, féculas, arroz y harinas.
  • Incluir con moderación los alimentos proteicos como pescados, carnes rojas y huevos.
  • Alimentarse con poca cantidad de grasas animales; es preferible sustituirlas por grasas vegetales.
  • Comer de forma ocasional dulces, golosinas y productos de confitería.
  • Tomar suplementos de yodo: entre 200 y 300 miligramos al día desde el comienzo del embarazo y durante la lactancia.

Como siempre para cualquier duda estamos a vuestra disposición, estaremos encantadas de leeros y atenderos 😉

Deja un comentario

Category

Embarazo y lactancia, Nutrición y Dietética

Tags

, , ,