Recomendaciones para las hemorroides durante el embarazo y el postparto de Farmacia Lavapies

Estar embarazada es un proceso lleno de cambios en nuestro cuerpo que puede resultar precioso a la par que molesto… ni qué decir sobre el momento de parir sabemos todos que es doloroso… pero lo que no cuentan muchas ocasiones es de lo molesto que puede resultar si le añadimos una “hermosa” hemorroide de por medio. Todo un sufrimiento la verdad, y sino que se lo pregunten a las que lo han padecido…

Puesto que las embarazadas tienen una gran restricción de medicamentos lo mejor que se puede hacer es la prevención. Si estás embarazada y has tenido algún episodio anterior de hemorroides conviene ser todavía más estricto con esto porque tienes muchas más papeletas para que te vuelvan a aparecer.

Hay 3 pilares básicos sobre los que podemos actuar:

  1. Dieta: si no vas al baño las probabilidades de generar una de estas incómodas patogías se multipla. Por lo que es importante hidratarse a menudo y tomar fibra, si con esto no es suficiente productos como Femlax y Casenlax, pueden ayudarte. Ah, y no abuses del picante.
  2. Higiene: No hay que limpiarse muy fuerte con papel, es mejor usar toallitas o realizar lavados. No se debe estar mucho tiempo sentado en la taza.
  3. Modo de vida: es importante moverse, pasear o ejercicio suave es lo mejor para evitarlo puesto que alivias la fuerza que ejerce el útero sobre la zona y favorece la circulación. La mejor posicion para dormir es sobre el lado izquierdo porque se evita el aumento de presión sobre la aorta y mejora la irrigación.

Si la prevención no funciona, tranquilas, no es que hayáis hecho nada mal. Es que las hemorroides tienen un factor hereditario potente que predispone. Siempre nos quedan nuestros amigos los fármacos, que están para cuando se necesitan 😉

Lo más recomendable es algo para el estreñimiento como comentábamos antes (Femlax, Casenlax, Benefibra,…), unas toallitas para la higiene como Hemofarm, Hemosan y una crema como por ejemplo Fitoroid de Aboca que actúa sobre el dolor, escozor y válido para el caso de que se produzcan fisuras anales. Cuando estas cremas naturales no son suficientes se pueden aplicar algunos corticoides suaves como Synalar que están autorizados para el embarazo y puerperio, aunque en estos casos es preferible acudir primero al médico.

Estamos disponibles ante cualquier duda que tengáis, esperamoss haberos sido de ayuda 😉

Deja un comentario

Category

Consejos bienestar, Embarazo y lactancia

Tags

, , , ,