Medidas de prevención de contagio del virus ébola, Farmacia Lavapiés

Con la aparición del primer caso de Ébola* en España se han disparado las alarmas en los medios de comunicación de todo el planeta.
Parece lógico que la mejor forma de evitar la propagación de la enfermedad es evitar los contagios. Pero para ello, es importante conocer cuáles son las formas en las que este virus se transmite.

El periodo de incubación es de 2-21 días. Durante este periodo, que abarca desde que el paciente se infecta hasta que aparecen los síntomas, el individuo NO TRANSMITE LA ENFERMEDAD.

  • Se transmite por contacto directo con sangre, secreciones o fluidos corporales (saliva, sudor, orina, moco, heces, semen), tejidos u órganos infectados de personas o animales infectados – generalmente murciélagos o simios-vivos o muertos, y objetos contaminados (agujas, equipos médicos, sábanas y ropas).

  • La transmisión por vía sexual puede darse hasta 7 semanas después de la recuperación clínica.

  • No se transmite mediante el aire, agua o alimentos contaminados.

  • Los pacientes infectados empiezan a ser contagiosos cuando se inicia la aparición de síntomas. Si alguien es portador del virus pero no presenta ningún síntoma, no transmite la enfermedad.

Como el periodo de incubación es de 21 días, si transcurrido este periodo, una persona no desarrolla síntomas, se puede descartar el contagio.

Síntomas Clínicos:

Primera fase: Fiebre alta, vómitos, falta de apetito, dolores musculares y articulares intensos, dolor abdominal y cefalea.
Segunda fase: Aparece al cabo de una semana, y consiste en erupciones hemorrágicas en la piel, órganos o zonas donde haya mucosa, como por ejemplo el tracto intestinal.
Cuando se produce la muerte, suele deberse a hemorragia masiva o fallo multiorgánico.

Tratamiento y Prevención:

Actualmente no existe ningún tratamiento farmacológico comercializado, ni tampoco ninguna vacuna preventiva disponible para su uso clínico, pero sí hay muchas personas que han sobrevivido al ébola.
La prevención de la transmisión debe hacerse mediante aislamiento de los pacientes infectados, con medidas de protección adecuadas y evitando el contacto con prendas y otros objetos contaminados.
Pese a no existir ningún tratamiento comercializado, se están utilizando algunos tratamientos en fase experimental para tratar a algunos enfermos, así como suero extraído de pacientes que han superado la enfermedad.
La actuación del personal sanitario se centra en paliar los síntomas de la enfermedad, un tratamiento de apoyo para, por ejemplo, evitar la deshidratación, reponiendo líquidos y electrolitos, así como el uso de medicamentos para tratar la fiebre y otros de los síntomas que produce la enfermedad.

Obviamente, estamos hablando de una enfermedad grave y frente a la que debemos tomar precauciones. Sin embargo, hay otras enfermedades que se contagian más fácilmente. Un claro ejemplo es el de la gripe, que, a diferencia del Ébola, sí se transmite por el aire.
Con esto queremos concienciar a nuestros vecinos y usuarios de que, aunque cabe tomar todas las precauciones necesarias, no debe cundir el pánico: con unas medidas de higiene básicas y lavarnos las manos con jabón o gel hidroalcohólico con frecuencia, además del uso de preservativos, podemos evitar o reducir considerablemente la transmisión de numerosas enfermedades contagiosas.

Aquí os dejamos un enlace de la OMS en el que podéis ampliar esta información. No dudéis en pasaros por la Farmacia Lavapiés o escribirnos ante cualquier consulta, estaremos encantad@s de atenderos.

*El virus del ébola es el agente causante de la EVE o fiebre hemorrágica viral. El primer brote se detectó en la República Democrática del Congo en 1976. Desde entonces, se han registrado diferentes brotes. El brote actual se inició en diciembre de 2013 y está afectando principalmente a los países de África Occidental. Según los datos de la última actualización de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del pasado 1 de octubre el número acumulado de casos asciende a 7178, incluyendo 3338 fallecidos (la tasa de letalidad del brote actual es del 46,0%, pese a que la enfermedad puede producir una mortalidad de hasta el 90%).